El gobierno de Singapur anunció que las personas que no se quieran vacunar tendrán que cubrir los gastos médicos. Esta medida se da luego de un descenso en la campaña de vacunación, haciendo que un tercio de la población aún no acceda a la inmunización contra la Covid-19.

«El Gobierno está asumiendo en la actualidad la totalidad de los costes médicos de todos los singapurenses y residentes permanentes por el Covid-19 (…) para evitar consideraciones financieras que se sumaran a la incertidumbre pública cuando la enfermedad era una enfermedad emergente y desconocida», ha indicado el Ministerio de Sanidad.

Así, ha resaltado en un comunicado publicado en su página web que «para la mayoría que está vacunada, esta postura especial sobre las facturas del Covid-19 continuará hasta que la situación sea más estable»antes de agregar que «las personas no vacunadas suponen una mayoría considerable de los que necesitan cuidados intensivos y contribuyen de forma desproporcionada a la carga sobre los recursos sanitarios».

«Por ello, a partir del 8 de diciembre de 2021 empezaremos a cobrar a los pacientes de Covid-19 no vacunados por su propia elección», ha dicho, antes de recalcar que «los costes médicos de los que no estuvieran entre los grupos de vacunación, niños menores de doce años o personas no seleccionables por motivos de salud, seguirán siendo pagados en su totalidad por el Gobierno».