Más de 800 kilogramos de pescado fueron donados para comedores populares en Camaná. Esta medida se dio luego de la incautación del producto marino por la parte de la Policía Nacional del Perú.

Un operativo contra la pesca de especies juveniles, desarrollado por la Comisaría de Quilca, la Policía Nacional del Perú, Capitanía del Puerto de Quilca y fiscalizadores del Ministerio de la Producción, permitió la incautación de 877.4 kilogramos de pescado, que eran transportados en una cámara refrigerante.

El producto fresco fue donado a las municipalidades de Camaná y Quilca, siendo la primera entidad la que repartió el alimento entre los comedores populares de su jurisdicción.