Caos y desorden. Gran cantidad de botellas de licor esparcidas por las avenidas y gente durmiendo debido a la ingesta de alcohol se registró en la serenata a Mollendo. Esta celebración se dio gracias a la feria gastronómica organizado por la municipalidad de Mollendo en la segunda Playa.

Durante esta celebración realizada este último martes, gran cantidad de personas se concentraron en la segunda playa de Mollendo con el fin de festejar la feria gastronómica, sin embargo, todo se descontrolo por el exceso de consumo de bebidas alcohólicas y la ausencia de las autoridades. Producto de ello, varias personas terminaron durmiendo en las calles y otras continuaron celebrando sin mascarillas ni distanciamiento social.

Asimismo, se evidenció gran cantidad de basura, entre botellas y latas, que los asistentes arrojaron sin conciencia alguna. Con esta preocupante situación, diversas voces cuestionaron el accionar de las autoridades quienes no hicieron nada por evitar el evento considerando el inicio de la tercera ola del covid-19.